Sostres es Trending Topic y Pedro J retira el artículo de ElMundo.es

Salvador Sostres es Trending Topic gracias a su artículo publicado en El Mundo y ElMundo.es llamado “Un chico normal” en el que compara el asesinato y la confesión de una infidelidad como dos formas equivalentes de violencia. Pedro J. Ramirez, director del periódico, ha retirado el artículo de la versión online después de la presión ejercida en forma de Trending Topic.

El Pais.com y otros medios como Publico.es han recogido la noticia una vez ya se había retirado el artículo. Han sido los lectores de ElMundo y los usuarios de Twitter los que se han adelantado en criticar el artículo, han sido ellos los que han conseguido eliminarlo y en definitiva los que lo han convertido en noticia. Aunque el resto de medios de comunicación se hubieran adelantado a los usuarios, el resultado no hubiera sido el mismo. No sólo porque se tratara de la crítica de la competencia, y por eso menos imparcial, sino porque no se hubiera contado con la presión social suficiente para que se reritara.

No es la primera vez que la presión a través de las redes sociales consigue que una empresa se retracte de alguna de sus decisiones. Indetex también protagonizó un hecho similar al utilizar unas imágenes creadas por un blogger para ilustrar una colección sin el consentimiento del autor. En aquel caso, también la presión en forma de TT y de centenares de publicaciones en blogs, consiguió que la empresa pidiera disculpas y retirara la colección.

Los usuarios de las redes sociales estamos modificando los contenidos de los medios de comunicación. No sólo como acciones como la de Sostres y el Mundo. Cada día un Trending Topic se cuela en las redacciones, un tweet es utilizado como declaración de un diputado o famoso o consiguen que se ponga la lupa donde los usuarios queremos y los medios no la habían puesto. Si esto fuera poco noticas como la de que Facebook habilitará una página para periodistas hacen que las marcas no puedan dejar de sumergirse en las redes sociales para entenderlas, para escuchar que se dice de ellas y con el tiempo participar y sacar provecho de ellas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *